Jeffrey Dahmer y Aileen Wuornos

Jeffrey Dahmer (1960-1994)

“El carnicero de Milwaukee”

"Muerdo" (a los guardias de la cárcel)

“Muerdo” (a los guardias de la cárcel)

ACTIVIDADES: Por beber fue dado de baja del ejército. Violó, asesinó, y desmembró a 17 hombres y jóvenes entre 1978 y 1991.

RASGOS DESPRECIABLES: El rechazo y el abandono

HOBBIES: La necrofilia, el canibalismo y objetos para practicar disección

FRASE MEMORABLE: “Es difícil para mí creer que un ser humano podría haber hecho lo que yo he hecho, pero sé que lo hice”.

¿DÓNDE ESTÁ AHORA?: En 1994, Dahmer fue asesinado a golpes por un recluso en la Institución Correccional de Columbia, en Portage, Wisconsin

Nació en 1960, y comenzó su fulgurante carrera como asesino en serie en cuanto tuvo 18 años. Antes, comenzó a tener un comportamiento algo errático, debido a su condición sexual, que ocultó a causa de la incomprensión reinante en la sociedad de su ciudad natal. Pero no se trataba sólo de su recién descubierta homosexualidad: sus fantasías se poblaban de relaciones con cuerpos sin vida, un asunto que le turbaba desde los 14 años, pero que contuvo hasta ese terrible momento en que asesinó a su primera víctima.

Se trataba de Steven Hicks, un muchacho con el que mantuvo relaciones durante una noche. Al amanecer, el joven quiso irse, pero el ansia posesiva de Dahmer no podía dejarlo marchar. Ante la tesitura, le golpeó en la cabeza y lo mató. Para hacer desparecer el cuerpo, pensó en aquellos pájaros muertos, y cómo quedaron sus huesecillos dispersos. Así, cogió una sierra, y cortó el cuerpo en diferentes trozos. Los enterró en un campo cercano a su casa.

Sus huellas se pierden durante un tiempo, en el que parece ser que no cometió ninguna tropelía reseñable. No quiere decir esto que su carácter y su mente cambiasen, sino que las faltas cometidas en este periodo no llamaron la atención más allá de pendencias y otras situaciones. Todas ellas, causadas por el alcohol, al que era adicto. Estuvo en la universidad y en el ejército, destinado en Alemania, pero  su alcoholismo provocó su expulsión de las Fuerzas Armadas.

En 1989 ya era considerado un exhibicionista y un peligro para los niños. Fue detenido en varias ocasiones por acosar a menores con sus prácticas exhibicionistas y también, por haber querido desenterrar a un joven recién fallecido para mantener con el cadáver relaciones sexuales.

A diferencia de otros semejantes, Jeffrey sí tuvo el apoyo de sus padres, sobre todo, de su progenitor. Lionel Dahmer intentó por todos los medios encauzar a su hijo, hacerle recapacitar e intentar llevarle por la senda de la vida normal. Sus intentos, aunque valerosos y pacientes, caían una y otra vez en el más clamoroso fracaso.

Jeffrey Dahmer frecuentaba locales de ambiente, y no era raro que llevara a su apartamento a algún joven con ganas de pasarlo bien. Así ocurrió con Steven Toumi, con el que mantuvo relaciones y como en el caso anterior, asesinó por la mañana. Nuevamente, desmembró el cadáver y lo ocultó en la casa de su abuela. Se quedó, eso sí, la cabeza, a la que despojó de toda la carne y guardó la calavera, camuflada como si se tratase de un cráneo de plástico.

Después vendrían los casos de Jamie Doxtator, de catorce años y Richard Guerrero, también menor de edad. Se quedaba con una parte de ellos en su apartamento y el resto del cuerpo lo ocultaba. Aunque además, algunas partes se las comía para mantener en su interior el recuerdo.

Su mente ideó un nuevo plan. ¿Para qué matarlos si podía tenerlos, de manera que hicieran todo lo que él quería? A partir de entonces, los conservaría como zombies.

Konerak Sinthasomphone fue su primera víctima. Trepanó su cráneo e inyectó ácido en su cerebro, privándole de la voluntad. Aún así, el joven consiguió escapar y fue interceptado por una pareja de policías. Dahmer consiguió convencerles de que este joven de 19 años era su amante, y tenía problemas con las drogas. Los agentes salieron del apartamento con prisas, ahuyentados por el mal olor que surgía de él. Quizás, si se hubieran detenido a observar, habrían encontrado el cadáver en descomposición que se encontraba en la habitación de al lado, así como todos los trofeos que almacenaba en el comedor. El joven fue estrangulado esa misma tarde, en castigo por su osadía.

El 22 de julio de 1991 Tracy Edwards corrió mejor suerte. Consiguió huir y en esta ocasión, la policía sí encontró toda la macabra escena en casa de Dahmer.

Un cadáver a medio descuartizar, los frascos de formol y una cabeza en el congelador condenaron al terrible asesino de Milwakee a 900 años de prisión. Pero en 1994, acabó siendo ejecutado por otro recluso en prisión, el 28 de noviembre de 1994.

Sacado de: http://lacronicanegra.blogspot.com/2008/02/jeffrey-dahmer-amor-ms-all-de-la.html

Para más información: http://id.tudiscovery.com/asesinos-infames-jeffrey-dahmer/

Aileen Wournos (1956-2002)

Aileen Wuornos: la prostituta asesina

Ailen Wuornos es otra de las mujeres que engordan la ligera lista negra de las asesinas femeninas dentro de los “serial killers”.
Esta mujer, desde 1988 asesinó tiros al menos a siete de sus clientes mientras ejercía de prostituta, torturando previamente a uno de ellos. “Se lo merecía, lo siento por sus familiares, pero lo que hice fue defenderme…”, dijó Aileen, por aquel entonces…
Aileen Lee Wuornos espera en el Corredor de la Muerte del Condado de Broward, declarada culpable del asesinato de seis hombres. Esta incriminación, considerada como política, y muchos colectivos, reivindican la absolución de Wuornos, quienes creen que ella no miente al decir que todos esos hombres la habían violado o intentado violarla, y que si los mató fue en defensa propia.

En el juicio, aseguró que en el momento de los crímenes estaba trabajando como prostituta de carretera, y que todos los hombres que mató eran hombres que la habían escogido a ella y que posteriormente la habían atacado violentamente. Lee tuvo muchos otros clientes durante este período y nunca les hizo el menor daño. Incluso muchos de esos clientes que testificaron en el juicio, la apoyaron jurando ante los jueces que se habían pasado días o semanas con ella y tan siquiera les había amenazado. Ellos dijeron que ella estaba angustiada por que ellos la atacasen.
También los abogados trataron de defenderla aportando unos documentos apropiados para el caso: una serie de estudios y estadísticas sobre un grupo de prostitutas que explicaban el porqué estas mujeres tienen más posibilidades de ser violadas que las mujeres que ejercen otros trabajos. Un promedio de 33 veces, por que además la policía nunca o casi nunca investiga las agresiones hacia este grupo marginal, y menos los crímenes, los cuales son achacados al consumo o tráfico de estupefacientes, ajustes de cuentas, etc.

Por poner algún ejemplo, en el área de Seattle (Estados Unidos), 65 prostitutas y bailarinas de striptease han sido asesinadas por el llamado “Asesino del RíoVerde” que nunca fue identificado. Recientemente, la policía de Nueva York arrestó al criminal Joel Rifkin, quién confesó los asesinatos de 17 prostitutas… cuando Rifkin fue detenido, por casualidad, los policía ni tan siquiera se encontraban investigando las desapariciones de estas mujeres.
Aileen Wuornos ha sido procesada una vez por el asesinato de Richard Mallory, pero ha sido declarada culpable de seis asesinatos. En su confesión, una cinta de video que era el testimonio más importante del juicio, Lee dijo más de 60 veces que ella actuó en defensa propia. La defensa aseguró que Mallory no tenía ningún antecedente por delitos de violencia sexual, pero poco después se demostró que al contrario, se había declarado culpable de tentativa de violación en Maryland, y había amenazado a otras mujeres. Estos testimonios no han sido presentados en el juicio, siendo ocultados a los jueces. Cuando estas evidencias fueron por fin presentadas, el juez las declaró inadmisibles entonces por ser demasiado tarde. Además los abogados del primer juicio tampoco interpelaron a varios testigos quienes habían ofrecido información que corroboraba el testimonio de Wuornos. Finalmente, y para colmo de las injusticias, el abogado Steven Glaser le aconsejó no pedir ningún concurso a los cinco cargos de asesinato, sin afianzar una oferta en la sentencia ni informarla de todos sus derechos.
También se dice que los fiscales hicieron repetidas referencias a las relaciones sentimentales de Aileen con otras mujeres, y que aunque ella no se considerase lesbiana, el puritanismo de la sociedad se volcó en su contra. (Se ha constatado que el 80% de mujeres que esperan su ejecución en el Corredor de la Muerte en Florida son lesbianas)

.

Por estas razones, y muchas otras, como los informes de vandalismo en casa de la asesina, el robo de los archivos del caso, las amenazas de muerte sobre Brian Jarvis (el abogado que se atrevió a cuestionar la conducta de sus colegas sobre en el juicio, y que posteriormente fue alejado del caso), el hecho que antes de que fuese arrestada, los abogados del alguacil de Volusia ya hubiesen negociado los contratos para el libro y la película sobre el caso de Aileen, etc., hicieron que muchas personas viesen a la supuesta asesina en serie como una víctima. Una víctima que no encajaba para nada en el perfil de asesino en serie y condenada por ello a pena de muerte.

Esas personas han llegado a organizar manifestaciones de protesta, a escribir cartas a la Corte Suprema de Florida a la demanda de un nuevo juicio, a crear comités de ayuda y defensa por esta mujer en San Francisco, y a escribirle cartas de apoyo al correccional de Broward, en donde sigue recluida mientras espera que se cumpla su, tal vez inmerecida, pena de muerte.

Sacado de: http://manuelcarballal.blogspot.com/2007/01/aileen-wuornos.html

This entry was posted in 10 psicópatas más peligrosos, Aileen Wuornos, Jeffrey Dahmer. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s